Adecuación de la ingesta de azúcares totales y añadidos en la dieta española a las recomendaciones

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda reducir el consumo de azúcares añadidos a lo largo del ciclo de la vida a menos del 10 % de la ingesta calórica total. Estos nuevos datos del estudio científico muestran que existen diferencias notables en el cumplimiento de estas recomendaciones dependiendo de la edad de la población ANIBES objeto de estudio.

Respecto al total de la muestra, los azúcares intrínsecos suponen el 9,6 % de la energía total consumida y los azúcares añadidos el 7,3 %. El aporte de azúcares intrínsecos es mayor en las poblaciones de mayor edad, mientras que, por el contrario, el consumo de azúcares añadidos es superior en edades más tempranas y en especial durante la adolescencia.

En concreto, un 41,8 % de la población ANIBES infantil (9-12 años) incumple la recomendación de la OMS. En el caso de los adolescentes (13-17 años) este dato es superior (47,5 %), siendo además mayor en mujeres (54 %) con respecto a los hombres (43,7 %). En lo que respecta a la población adulta (18-64 años) y en las personas mayores (65-75 años), el porcentaje de población ANIBES que no cumple la recomendación de la OMS se sitúa en un 23,3 % y 10,2 % respectivamente.

Los chocolates fueron el subgrupo de alimentos y bebidas que más azúcares añadidos aportaron en la población infantil (niños 22,1 % y niñas 23,7 %), mientras que los refrescos con azúcar fue el subgrupo mayoritario tanto en la población adolescente (chicos 31,1 % y chicas 28,3 %), como en la población adulta (hombres 28,3 % y mujeres 23,6 %). En el caso de las personas mayores, el azúcar fue el subgrupo de alimentos y bebidas que más azúcares añadidos aportó (25,2 % hombres y 25,0 % mujeres).

Por su parte, los grupos de alimentos y bebidas que actuaron como fuentes principales de azúcares intrínsecos fueron el grupo de frutas (31,8 %), el grupo de leche y productos lácteos (29,3 %) y el grupo de bebidas sin alcohol (15,01 %), principalmente zumos y néctares (11,1 %).

En el caso de los azúcares totales, los grupos de alimentos y bebidas que contribuyeron como fuentes principales fueron el grupo leche y productos lácteos (23,2 %), las bebidas sin alcohol (18, 6 %), frutas (16,8 %), azúcares y dulces (15,1 %) y cereales y derivados (12,0 %).

Conozca más datos sobre el estudio Adecuación de la ingesta de azúcares totales y añadidos en la dieta española a las recomendaciones

TOP