Ingesta dietética y fuentes alimentarias de vitaminas B1, B2, B3 y B6

En los últimos años, existe una creciente evidencia de que algunas vitaminas del grupo B pueden prevenir la aparición de anomalías en el desarrollo y de enfermedades crónicas degenerativas y neoplásicas, además de sus funciones clásicas, por otra parte, las vitaminas que componen el grupo B son además especialmente importantes en el metabolismo energético.

En concreto, la vitamina B1 (tiamina) juega un papel fundamental en el metabolismo energético, y por tanto, en el crecimiento, desarrollo y actividad celular. Por otro lado, la vitamina B2 (riboflavina) es un componente esencial de dos coenzimas relevantes que intervienen en la producción de energía, en la función celular, en el crecimiento y desarrollo y en el metabolismo de las grasas, fármacos y esteroides. Por su parte, la vitamina B3 (niacina) es precursora de las coenzimas dinucleótido de nicotinamida y adenina NAD y NADP, esenciales tanto en las reacciones generadoras de energía como en las anabólicas, respectivamente. Por último, la vitamina B6 (piridoxina), en forma de coenzima, está implicada en una amplia variedad de funciones en el organismo y es extremadamente versátil, interviniendo en más de 100 reacciones enzimáticas, la mayor parte de ellas concernientes al metabolismo de las proteínas.

Este nuevo trabajo analiza la ingesta reportada y las fuentes alimentarias de las vitaminas B1, B2, B3 y B6 en la muestra total participante en el estudio científico ANIBES, así como en las personas que reportaron su ingesta de energía de manera plausible. De forma general, este trabajo se ha basado en la "Guía sobre la metodología del Menú UE", un documento elaborado por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, 2014) para facilitar la recogida de datos más consistentes sobre la ingesta de alimentos y bebidas de todos los países de la Unión Europea.

Según este trabajo científico, la ingesta reportada de los cuatro micronutrientes fue significativamente superior en las personas que reportaron la ingesta de manera plausible con respecto a aquellas que no lo hicieron, tanto en el total de la población del estudio ANIBES, como al dividirla por grupos de edad y por sexos.

Un elevado porcentaje de la población participante en el estudio ANIBES cumplió con las recomendaciones de ingesta diaria de vitamina B1 (71,2 %), vitamina B2 (72,0 %), vitamina B3 (99,0 %) y vitamina B6 (77,2 %). Estos porcentajes fueron mayores entre las personas que reportaron la ingesta de manera plausible (93,6 %, 91,3 %, 100,0 % y 93,4 %, respectivamente). La principal fuente de ingesta de las vitaminas B1, B3 y B6 fue el grupo de carne y derivados y para la vitamina B2 fue el grupo de leche y productos lácteos.

Conozca más datos sobre el estudio Ingesta dietética y fuentes alimentarias de vitaminas B1, B2, B3 y B6 en una muestra representativa de la población española. Estudio científico ANIBES

TOP