La ingesta de sodio procedente de alimentos y bebidas excede los límites recomendados en la población española

La sal es el término común utilizado para referirse al cloruro de sodio, que consiste en un 40 % de sodio y en un 60 % de cloruro en peso (5 g de sal ≈ 2 g de sodio) y proporciona aproximadamente el 90 % del sodio de la alimentación. La presencia de sal en los alimentos es importante, ya que actúa como potenciador del sabor y de la palatabilidad, pero también contribuye a la conservación y seguridad de los alimentos.

El objetivo del presente estudio científico (Partearroyo T. et al, 2019) basado en la ingesta de sodio es describir la contribución de los alimentos y bebidas a la ingesta de sodio en la población española, en una muestra representativa de la población del estudio científico ANIBES (9 – 75 años), para identificar los grupos de mayor consumo, así como los principales grupos de alimentos y bebidas que contribuyen a la ingesta de sodio en la alimentación española y las características antropométricas de los diferentes grupos de población.

Los resultados obtenidos en este trabajo muestran que la población española del estudio científico ANIBES ingiere diariamente un total de 2.025 mg de sodio de media procedentes de alimentos y bebidas, por lo que supera el límite de 2.000 mg de sodio que recomienda la OMS. Si lo que se tiene en cuenta es el consumo de sal, el total de la población consume aproximadamente 5.060 mg diarios, mientras que el límite que marca la OMS indica que no se superen los 5.000 mg.

La cena es la comida que más contribuye a la ingesta diaria de sodio, puesto que representa el 30–37 % de la ingesta total. Tras la cena, el almuerzo se sitúa en el siguiente lugar, proporcionando el 25–34 % de la ingesta. La media mañana y la merienda proporcionaron únicamente el 5–11 % de la ingesta total de sodio.

Cuando se han evaluado las categorías específicas dentro de cada grupo de alimentos y bebidas, se ha encontrado que los principales subgrupos contribuyentes a la ingesta de sodio fueron los embutidos y otros productos cárnicos (403,8 ± 371,9 mg/día), seguidos de cerca por el pan (400,4 ± 244,4 mg/día), precocinados (261,9 ± 330,2 mg/día), quesos (150,0 ± 209,2 mg/día) y conservas de pescados y mariscos (74,1 ± 182,3 mg/día).

Conozca más datos sobre el estudio La ingesta de sodio procedente de alimentos y bebidas excede los límites recomendados en la población española: estudio científico ANIBES

TOP