¿SE PUEDEN PREVENIR LAS ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES?

Según los datos del 2015 del Institute for Health Metrics and Evaluation (IHME), las enfermedades cardiovasculares (ECV) suponen casi 20 millones de muertes al año (el 32% de las muertes totales), considerándose la principal causa de mortalidad a nivel mundial. Esta cifra ha ascendido en un 7% desde el 1990, lo que nos lleva a cuestionarnos si es posible prevenir las ECV, y sobre todo, cómo hacerlo.

Las ECV con mayor prevalencia son las enfermedades isquémicas del corazón, las enfermedades cerebrovasculares y la insuficiencia cardíaca. Está más que demostrado que el estilo de vida está relacionado con éstas (el estrés, la dieta, el tabaquismo y el sedentarismo son factores de riesgo modificables), encontrando en la mala alimentación uno de los factores de riesgo con más influencia. Siendo así, el papel de una buena alimentación resulta imprescindible para prevenir las ECV, pero ¿cuáles son los hábitos que debemos cambiar para conseguirlo?

Los hábitos alimentarios que se relacionan con estas enfermedades son, sobre todo, la carente ingesta de productos frescos, frutas y hortalizas y el consumo excesivo de alimentos ricos en grasa de escasa calidad, azúcares simples y sal como son los alimentos precocinados. Así, una dieta saludable debe apostar por alimentos de origen vegetal, aportando sobre todo hidratos de carbono complejos (los hidratos de carbono tienen que suponer el 50-55% de la energía) y controlando la cantidad y calidad de las grasas.

Estudios como PREDIMED (Prevención con Dieta Mediterránea) han demostrado que la Dieta Mediterránea enriquecida con aceite de oliva virgen extra y frutos secos es el mejor modelo para reducir la incidencia de accidentes cardiovasculares. De este modo, una alimentación basada en sus principios parece ser la mejor receta para mantener una buena salud cardiovascular. La Fundación Dieta Mediterránea hace las siguientes recomendaciones:

  • Ingesta diaria de cereales integrales, así como de frutas (3 al día) y verduras (2 al día), alternando en estas últimas diferentes colores y texturas y garantizando una ración en crudo.
  • La fuente de proteínas recomendada son las legumbres, la carne blanca y el pescado azul, cuyo consumo supone una buena forma de protegernos frente a las ECV. Así, se aconseja una ingesta semanal de dos raciones de carne blanca, una o dos raciones de pescado azul y un mínimo de dos raciones de legumbres.
  • El consumo de huevos, por su parte, está limitado a 2-4 raciones semanales.
  • Los lácteos serán preferiblemente bajos en grasa.
  • Las carnes procesadas y carnes rojas deben tomarse con moderación.

Igualmente, más allá de las recomendaciones nutricionales, hay que recordar que el hábito de realizar ejercicio físico con regularidad ayuda a combatir tanto la obesidad como el síndrome metabólico, la hipertensión y los trastornos lipídicos, enfermedades relacionadas con las citadas ECV.

Por todo lo mencionado, una buena educación para salud resulta imprescindible. Además de ser la única forma de concienciar a la población, conocer la forma correcta de alimentarnos es esencial para prevenir el aumento en la incidencia de ECV y así detener esta problemática de carácter mundial.

Paula Arroyo Uriarte

Marzo 2017

 

Referencias bibliográficas

  1. Aguilera García CM et al. Nutrición y enfermedad cardiovascular. En: Gil Hernández A. Tratado de Nutrición. 2ª ed. Madrid: Editorial Médica Panamericana; 2010. 491-514
  2. Almodóvar Ruiz F et al. Prevención Primaria de la Arteriosclerosis. Madrid: ADEMAS Comunicación Gráfica; 2009
  3. Estruch R et al. Primary Prevention of Cardiovascular Disease with a Mediterranean Diet. N Engl J Med. 2013; 368(14):1279-90
  4. Fundación Dieta Mediterránea [Internet]. España [citado 20 Feb 2017]. Disponible en: http://dietamediterranea.com/
  5. Fundación Española del Corazón. Dieta – Mala alimentación [Internet]. España; 2017 [citado 17 Feb 2017]. Disponible en: http://bit.ly/1g9vQHa
  6. Institute for Health Metrics and Evaluation. GBD Results Tool [Internet]. Washington; 2017 [citado 20 Feb 2017]. Disponible en: http://ghdx.healthdata.org/gbd-results-tool
  7. Instituto Nacional de Estadística [Internet]. España; 2017 [citado 17 Feb 2017]. Disponible en: http://www.ine.es/
  8. Real Academia Española [Internet]. Madrid; 2017 [citado 17 Feb 2017]. Disponible en: http://dle.rae.es/?id=4DkpZVd
  9. Townsend N et al. Cardiovascular disease in Europe: epidemiological update 2016. Eur Heart J [Internet]. 2016 [citado 16 Feb 2017]; 37: 3232–3245. Disponible en: http://bit.ly/2lZIDTw