“Cuida tu cuerpo, es el único que tienes”

La alimentación y la nutrición son temas que han tomado fuerza en los últimos años, esto es debido a que las personas comienzan a percatarse de la importancia de la misma como método de prevención de muchas enfermedades y como medio para llegar al bienestar físico.

Está comprobado que una buena alimentación mejora desde la salud física hasta la psicológica, por lo que no hay que olvidar que los especialistas estamos tratando con la salud de las personas. Por ello, es de suma importancia estar informados sobre cómo funciona el cuerpo humano y los cambios que sufre éste en las diferentes enfermedades (cáncer, diabetes, hipertensión, insuficiencia renal, entre muchas otras).

Si no se tiene esta información, ¿cómo obtenerla de forma correcta? ¿Con una dieta “cualquiera” obtenida de páginas no fiables, o de las que han usado varias personas sin tomar en cuenta las características individuales de cada uno? Ese no es el objetivo y menos si lo que se busca es aprender a comer correctamente y evitar el padecimiento de algunas enfermedades.

Que se te acerque una persona con una buena salud aparente a ofrecerte un plan de alimentación, NO significa que sepa lo que te está ofreciendo. Y lo digo porque en la actualidad hay mucho intrusismo profesional (ejercer actividades profesionales sin estar autorizados) y gente aprovechando el auge del tema, lo cual no quiere decir que estén capacitados.

La nutrición es bastante amplia, no es simplemente ofrecer dietas para bajar de peso. Es cuidar cada órgano del cuerpo, mientras se obtienen los resultados que el paciente requiere: disminuir función renal, bajar los niveles de ácido úrico, colesterol, azúcar, aumentar proteína en la dieta sin afectar el hígado, cuidar síntomas de gastritis y reflujo, evitar estreñimiento, aumentar masa muscular…

Ahora te pregunto… ¿En manos de quién confías tu salud? Aunque la vecina te jure que lo vio en la televisión y que funciona, investiga por ti mismo, duda, infórmate, y finalmente, acude con un profesional.

Para concluir, quiero aconsejarte que busques asesoramiento por parte de un profesional en nutrición, no le confíes tu alimentación a personas sin experiencia.

¿Y tú qué opinas? Cuéntanos tu experiencia.

Daniela Cantú Marroquín

Estudiante en prácticas del Tecnológico de Monterrey