Dietas después del ejercicio

La finalidad de la nutrición  postentrenamiento o postcompetición es alcanzar una recuperación lo antes posible.

Se puede conseguir con:

Una buena rehidratación: pero el consumo de agua sola después de una ligera deshidratación producida por el ejercicio está desaconsejado, ya que puede ocasionar una bajada en la osmolaridad. Por ello, se recomienda beber líquidos ricos en electrolitos, especialmente sodio y potasio, o líquidos acompañados de aperitivos salados, para mantener la osmolaridad plasmática.

Una reposición de las reservas de glucógeno: es decir consumir hidratos de carbono inmediatamente después del ejercicio. Estos hidratos de carbono deben ser de alto índice glucémico como por ejemplo el arroz, el pan, las patatas, barritas de cereales, etc. ya que son los que reponen el glucógeno con mayor rapidez.

Pero también es importante reponerse en aminoácidos o proteínas, para reparar el daño muscular lo antes posible y favorecer el crecimiento de las fibras musculares.

Ejemplos de comidas para una buena recuperación podrían ser:
1. Batido de leche y plátano

2. Barrita de cereales y bebida isotónica

3. Bocadillo de pavo y yogur de frutas

4. Arroz con pollo