El ciclismo

¿Sabías cuáles son sus requerimientos específicos?

El ciclismo es un deporte aeróbico, en las últimas décadas se ha puesto muy de moda.

Sus entrenamientos requieren un gran esfuerzo y por eso debemos tener una correcta alimentación con el fin de mejorar su rendimiento. Estudios afirman que a una mayor ingesta de hidratos de carbono en relación a la masa corporal durante el ejercicio de ultraresistencia, existe un mayor tiempo de actividad antes de la aparición de la fatiga.

Un ciclista profesional puede llegar a consumir más de 500 kcal/día.

La alimentación del ciclista debe ser rica en hidratos de carbono, y debe aportar de 8 a 11 g/kg de peso al día. Preferiblemente distribuyendo la ingesta en varias tomas.

Para llegar a las kcal recomendadas, se recomienda ingerir alimentos de alta densidad calórica como frutos secos, frutas secas, aceite de oliva, pescados azules, aceitunas, etc.

Respecto a las proteínas, las recomendaciones para este tipo de deportistas son de 1,2 a 1,8 g/kg de peso al día pudiendo llegar hasta las 2,2 g/kg/día en fases de ganancia muscular.

No olvidar la hidratación. Niveles altos de deshidratación pueden provocar disminución en el rendimiento, aparición de fatiga, deterioro de la función cardiovascular y en las capacidades motoras o incluso colapso.