VITAMINA D

Linea+ - ATamaño+ -
VITAMINA D
La deficiencia en vitamina D puede ser un serio problema para la salud de varios grupos de la población por estar implicada directamente en el crecimiento y la salud del hueso. Su carencia es la responsable de enfermedades de tanta repercusión y trascendencia social y económica como la osteomalacia (alteración en la mineralización), la osteoporosis (perdida de tejido óseo) y el raquitismo (falta de crecimiento y deformidades del esqueleto).

La importancia de la vitamina D en estas enfermedades es fundamental al facilitar la absorción a nivel intestinal del calcio y del fósforo. Por ello, un status adecuado en vitamina D es esencial para la óptima mineralización ósea.

Existen dos fuentes importantes de vitamina D: las radiaciones solares y la dieta. Para la mayoría de la población, la exposición al sol es la principal fuente, debido a que esta vitamina puede ser sintetizada por el organismo humano a nivel de la piel, gracias a los rayos ultravioletas. Por otro lado, la dieta es la otra fuente de vitamina D, aunque sean pocos los alimentos que contienen una cantidad significativa de esta vitamina de forma natural. Estos son, principalmente, el pescado graso (atún, bonito, sardinas, boquerones...), el hígado (patés, foie-gras) y los huevos.

Entre los grupos de población que tienen un mayor riesgo de presentar déficit de vitamina D podemos destacar: las personas de edad avanzada, debido a que tienen una disminución en la capacidad endógena para sintetizar esta vitamina; la población inmigrante en Europa de piel oscura, por la pigmentación de su piel y por una menor superficie corporal expuesta a las radiaciones solares y, por último, los adolescentes, concretamente durante el periodo de mayor crecimiento óseo, por existir un incremento en las necesidades de minerales relacionados con la mineralización del hueso.

Como consecuencia del mayor riesgo de deficiencia en vitamina D en estos grupos de población y por su repercusión en la salud como factor de riesgo, ha surgido el proyecto OPTIFORD (“Hacia la estrategia para una óptima fortificación con vitamina D: 2001-2004”), financiado por la Unión Europea, y con un objetivo fundamental: determinar la recomendación de vitamina D requerida para mantener un metabolismo adecuado del calcio y, por tanto, una buena salud de los huesos.

Con él se pretende establecer, mediante una base científica, las recomendaciones dietéticas para la vitamina D como nutriente y el nivel idóneo de fortificación de determinados alimentos, como estrategia para remediar el estado insuficiente de vitamina D en los grupos de población anteriormente citados.

Estos objetivos se pretenden alcanzar mediante la realización de cinco estudios, tres de ellos están centrados en determinar los efectos que una suplementación en vitamina D tendrían en tres grupos de población: a) niñas adolescentes entre 12-13 años, b) personas de edad y c) inmigrantes europeos de piel oscura. Un cuarto estudio se centra en determinar el estado actual en vitamina D que existe en varios países de la UE en función de los distintos hábitos alimentarios, así como hábitos conductuales de exposición al sol, tanto en adolescentes como en personas de edad. En el quinto estudio se abordan los aspectos técnicos y los problemas de la utilización del pan como vehículo para la fortificación con vitamina D, ya que el pan es un alimento idóneo para ello por su bajo contenido en grasa y por ser consumido por toda la población europea.

En este proyecto participan cinco países: Dinamarca, Finlandia, Polonia, Irlanda y España. Los resultados obtenidos en nuestro país (donde se está llevando a cabo en el Departamento de Nutrición de la Universidad Complutense de Madrid, coordinado por la Doctora Olga Moreiras, en colaboración con la Universidad San Pablo CEU) tendrán gran importancia debido a que es el único representante del sur de Europa.
MiniFen

Calendario

«

»

Lun
Mar
Mie
Jue
Vie
Sab
Dom

Nube de Tags

Anything in here will be replaced on browsers that support the canvas element

Instagram